viernes, 8 de agosto de 2014

Autoevaluación. Agosto 2014.

Sé que estoy mejor, lo sé porque tengo menos necesidad de escribir en el blog, y por tanto, hay menos cosas de las que me preocupo o de las que tengo la urgente necesidad de desahogarme, sin embargo, no es fácil contar mes tras mes y ver pasar otro año delante de ti y saber que no será en éste cuando cumplas el sueño que estás buscando...es física y totalmente imposible pero yo no lo esperaba así...

Cuando acabó mi primer sueño el 22 de Octubre de 2013, se me antojaba un mundo contar un año por delante, no podía ni pensarlo, y mirame...aún estoy haciendo cuentas y más cuentas para poder llegar a un día en que al menos me den la posibilidad de embarcarme en el nuevo barco de la búsqueda de mi bebé...
Hacía cuentas, en su día, de lo que tardaría en volver a buscar.

-Tres meses.- me decía para mí,- en marzo nos ponemos y con suerte lo tendremos enseguida...
Porque... ¿quién no ha oído eso de "mujer legrada, mujer preñada"...?

Pero después vinieron las malas noticias, ya no sería tampoco en marzo...ni abril...ni mayo...
Ahora tengo las miras puestas en Septiembre, porque será cuando me hagan revisión y me digan qué pasa entonces....pero claro...tampoco será Septiembre...entonces caigo en la cuenta de que mínimo...tendrá que ser para octubre. Y ahí esta...un año completo, un año de principio a fin...
Ni que decir tiene que no ha sido un año fácil, ni mucho menos, he pasado por terribles momentos, caos mentales y neuras, había perdido totalmente mi identidad porque ya no pensaba como antes, ni siquiera reaccionaba como lo había hecho siempre. Ahora me encuentro un poco más yo, vuelvo a sentirme un poco más ubicada, digamos que en un 80% vuelvo a mí...
Dicen que la maternidad te cambia, y yo digo que un embarazo, a término o no, te cambia también. Es radical, en mi caso, al menos, he pasado a ser lo más sensible que podía haberme imaginado, me ahogo en un vaso de agua y cualquier cosa me agarra un nudo en la garganta. Entiendo que no es un cambio a peor, simplemente un cambio.

También me abruma el desconocimiento de mi propio cuerpo, pues este también ha cambiado, el metabolismo se me ha vuelto loco, y cuando antes podía comer sin pensar en cantidad o en calorías ahora esto ya no es así, y además, no hay manera de perder lo que pueda coger...Mis piernas ya tienen entidad propia, y se resisten en meterse en mis pantalones de siempre...ainsss que cruz!
Los ciclos son otro cantar, ahora los tengo regulados con progyluton, pero hasta el momento de la operación éstos habían cambiado su comportamiento. No he vuelto a tener dolor de pecho nunca, cosa que antes era el indicio que me hacía saber que la regla se acercaba, y la regla ha cambiado en su forma de aparición, viene un día, se corta y a los dos días regresa...eso nunca había pasado...Mis ciclos eran de 28-29 días sin apenas excepción, y he llegado a contar 33 días de un ciclo, eso para mí es raro...pero todo tiene su proceso de adaptación supongo.


Mi Estrella Tras la lUNA

15 comentarios:

  1. Animo q octubre esta a la vuelta de la esquina! Ya veras como el proximo año es muuuucho mejor q este!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias! ya estamos rozandolo con la puntita de los dedos! y espero que tengas razon y 2015 sea mejor(al menos espero que no peor!)gracias, gracias!

      Eliminar
  2. Totalmente identificada con lo que has escrito.
    yo siempre decía, "a ver si para el año que viene" y pasaban el tiempo y nada. Cuando más me daba cuenta era en verano y en Navidad. Bueno, y en mi cumple.
    Y sí que te cambia una pérdida. A mí me volvió del revés, y a día de hoy sigo sin ser la que era. Hay cosas que me gustan más que antes, pero otras no. Y una de ellas es la facilidad de entristecerme cuando antes era unas castañuelas. Ahora también soy muy risueña, pero no como antes.
    En fín, que espero que el tiempo pase pronto y llegues pronto a la meta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. igual me pasa a mi, me entristezco con facilidad y me apago....antes no ocurria porque gracias a dios no tuve motivo de tristeza,quizas por eso me pille tan de sorpresa...el tiempo pasa lento cuando quieres que avance...y yo soy impaciente no me gusta esperar,eso me mata pero bueno voy aprendiendo ...gracias por tus palabras!

      Eliminar
  3. Muchisimos animos guapa! No me puedo ni imaginar como ha sido este ultimo año para ti, estar en esa situacion de espera no tiene que ser nada facil y probablemente eso ha influido tambien en esos cambios de los que hablas... pero bueno para octubre queda muy poquito! dentro de nada estas en ello otra vez.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es cierto queda ya muy poco,pero siempre los ultimos pasao sonlos mas duros!bueno estoy positiva le veo algun final a este mal capítulo de mi vida.un beso!

      Eliminar
  4. Ánimo preciosa. Enseguida llegará tu momento!

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!ya va quedando menos pero la cuesta se me hace muy empinada!

      Eliminar
  5. Te acabo de descubrir en la lista de blog de una amiga y me llamó la atención lo parecido del nombre al que yo acabo de abrir recientemente, tu citas a tu estrella tras la luna, mientras yo me encuentro en la búsqueda de una luna o un sol, no conozco el sentimiento de pérdida que describes pero me identifico contigo en esta entrada, porque es inevitable sentir que los dias son eternos cuando tenemos una cita o una prueba y cuando nos paramos a pensarlo se nos pasó un año entero sin haber logrado nuestro sueño. Ese sentimiento del tiempo que pasa o el momento que no llega por una u otra razón nos roba un poco de nosotras mismas, nos hace más sensibles pero puede que a la vez más fuertes. Lo que yo he descubierto estos últimos dias en red es que compartir lo que sentimos y soltar lastre ayuda a que ese tiempo que nos queda por delante se lleve mejor, así que yo te deseo suerte y te mando ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la verdad que son nombres muy similares!!y al fin y al cabo tienen un sentido mas bien simila tambien! estos estados de esperas son los que te hacen estar viviendo "por encima" sin asentarte muy bien en nada porque siempre estas esperando a que pase el tiempo,sin llegar a disfrutar el momento en el que estas,es lo que me pasa a mi ,por eso quiero que pase ya todo este capitulo.
      estoy deacuerdo contigo en que descargar tus pensamientos y sentimientos te alivia para estar mejor,es lo que yo encontre entre los blogs que leo.gracias y temando mis animos tambien para ti y muchas gracias por pararte a comentar!

      Eliminar
  6. Ay, mi niña. Lo había leído, pero no te había comentado... Mucha fuerza desde donde estoy, mucho ánimo y piensa en positivo. Cuando venga, vendrá de la mejor forma posible, así que arriba esos ánimos. Ya ha pasado casi también agosto ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias flor!ya va faltando menos!!

      Eliminar
  7. Se perfectamente como te sientes. Yo perdí a mi baby hace poco más de un año, y 14 ciclos después por fin he conseguido que me empiecen a mirar y a hacer pruebas. Por lo que leo no soy la única a la que su embarazo le ha cambiado la vida, la forma de ser y de pensar. Pero estoy segura que algún día lo lograremos y lo disfrutaremos como sólo nosotras lo haremos por todo lo que ha costado su llegada. Un besico y seguir luchando

    ResponderEliminar
  8. Ánimo, tú al menos ya estås al fin del camino, y ahora toca reilusionarte con la búsqueda. Ya verás que todo sale bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si,ya me queda menos pero se hace larga la espera,como ya te he dicho he estado donde tu y se hace muy largo verle el final al tunel...
      a ti no te han amandado medicacion preoperatoria? unas inyecciones?a mi me mandaron dos inyecciones de Gonapeptyl antes de la operacion pero si dices que te queda un mes sera que no.en cada sitio actuan de una manera...a mi me han dejado una minicicatriz en la barriga pero no hubiera hecho falta....

      Eliminar